Los secretos de mi almohada

Dormir 8 horas diarias, además de ser una rutina que favorece el proceso de oxigenación de la sangre, ayuda a que nuestra piel se vea más saludable. Si bien no es un secreto, el cuerpo humano requiere de reposo para recuperar su energía y permitirle al organismo realizar su proceso natural de regeneración celular. Pero: ¿Que tiene que ver nuestra almohada en todo esto? Si me acompañas, te contaré algunos secretos de belleza que guarda tu almohada.

Primer secreto: La calidad de tu almohada.

El buen descanso empieza con un buen colchón y una excelente almohada. Específicamente, la última en mención, es responsable de múltiples trastornos en el sueño cuando no es de un material cómodo, hipoalergénico o de diseño anatómico. Al respecto, existen miles de opciones en el mercado que se ajustan a diferentes presupuestos, no obstante, invertir en una buena almohada es algo que tu salud te agradecerá. En cuanto al mantenimiento e higiene, es preciso mencionar que muchas almohadas cuentan con tecnología de avanzada que permiten lavarlas sin problema que se deformen, lo cual resulta muy conveniente para la economía familiar. Preferiblemente, las almohadas deben ser sustituidas cada 2 o 3 años (dependiendo del material en el que estén hechas) y es ideal que cada quien tenga su propia almohada y no la esté compartiendo.

Segundo secreto: Cambia las fundas con regularidad:

Muchas personas no son conscientes de la importancia de estar cambiando las fundas de la almohada con frecuencia, ya que en esta quedan depositados los ácaros y bacterias que con el paso de los días se van alimentando de la piel muerta de nuestro rostro o cuero cabelludo… iuhhh! Para evitar este tipo de situaciones, cambia tus fundas semanalmente y sentirás una gran diferencia en tu piel. Adicional a estos, existen desinfectantes en spray que te pueden ayudar a controlar dichas bacterias y garantizar que duermas en las condiciones más favorables para tu rostro.

Tercer secreto: Material de las fundas:

¿Sabías que gran parte de las arrugas son causadas por las almohadas? Si; como lo escuchas… Al poner nuestro rostro durante 8 horas diarias en promedio, las líneas de expresión pueden acentuarse con el paso del tiempo, debido a la fricción que se genera, especialmente cuando dormimos de costado y los pliegues de la almohada se marcan en nuestra piel. Elije fundas de satén o seda, que son suaves al tacto y minimizan la fricción entre la almohada y el rostro. Te aseguro que al despertar, verás una mejor textura en tu rostro por las mañanas.

Cuarto secreto: Permite que tus cremas se absorban antes de dormir.

Antes de dormir, es imprescindible el uso de cremas faciales que nutran e hidraten nuestro rostro, sin embargo, cuando nos dormimos y la densidad del producto es grasosa o pastosa, puede generar una capa propicia para el crecimiento de bacterias entre la almohada y tu cutis. Para controlar este inconveniente, usa siempre cremas de rápida absorción y textura ligera que te humecten sin dejar una capa oleosa.

IUVENIS Crema Facial y Crema Contorno de Ojos, contienen activos matificantes de rápida absorción y su efecto se prolonga por 8 horas sin sensación grasosa. Además, su exclusivo optimizador de la función celular, brinda nutrición especializada a cada célula y combate los principales signos del envejecimiento.

Espero que estos pequeños secretos hayan sido de tu interés y que los pongas en práctica. Como siempre me despido con un abrazo y te deseo un feliz día.

Archivado en: Cuidado de la Piel Escrito por: iuvenis
Comentarios desactivados en Los secretos de mi almohada

Comments

© 2014 IUVENIS - Biosim S. A. de C. V.