Dile NO a la Hipocresía.

cuidades-interior

 

 

Es normal que el ambiente de trabajo, la escuela o la vida cotidiana en general, este llena de personas que te muestran una sonrisa que en realidad esconde sentimientos como celos, inseguridad, baja autoestima entre otros conflictos internos, que suelen mover a esta gente a hablar mal de alguien. Si has sido víctima de estas situaciones y ya estás harta, te invito a que pongas un alto a la hipocresía, teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones. emma cuidado interior duo

Pase lo que pase, deja que primero se apacigüen las emociones:

Cuando estás enojada y alterada, no tienes un control consciente de tus emociones y puedes cometer imprudencias de las cuales te arrepentirás más adelante . Para enfrentar a una persona hipócrita, debes calcular muy bien el uso de tus palabras, porque siempre, ellas buscarán la manera de manipular la situación a su favor (recuerda que son maestras en el arte del disfraz). Serénate, respira y encuentra tu equilibrio antes de confrontar la situación.

Piensa muy bien lo que vas a decir, antes de decirlo:

Ser impecable con tu vocabulario, así como la manera en la que expresas tus emociones, muestra claramente quien eres como ser humano. Bajo este criterio, es conveniente pensar muy bien la forma como te dirigirás hacia esta persona, poniendo por delante el respeto y la comprensión. Para lograr comunicarte de una manera asertiva, te sugiero que repases los puntos más importantes que vas a debatir con esta persona, estudiando fríamente cuales podrían ser sus respuestas y anticipándote a como reaccionarías frente a esos comentarios. Evita el lenguaje ofensivo o repasar innecesariamente acontecimientos que no ayuden a resolver la situación.

Escúchale con serenidad y calma:

Cuando el hipócrita se ve confrontado, trata de manipular la situación a su conveniencia, responsabilizándote a ti o a los demás de su actitud. No permitas que te envuelva en su red. Asume la parte en la que puedas tener responsabilidad, más no permitas que te culpe de todo si eres inocente.
Abrir tu perspectiva hacia una actitud de conciliación, te permitirá escuchar lo que esta persona tiene para decirte… Posiblemente llegues a comprender su punto de vista, posiblemente no, pero ante todo, compórtate como la dama que eres; prudente, serena y con muy buena educación.

Lleguen a acuerdos de paz:

Como bien sabemos, es inevitable convivir con estas personas. En caso que después de conversar se hayan logrado superar las dificultades, en hora buena… si por el contrario, no hubo un punto de entendimiento, lo mejor es hacer un pacto de no agresión, en el que se comprometan a no agrandar la situación a través de rumores con otros compañeros o conocidos. Para ello, fija claramente la condición de hablar frente a frente cada vez que haya algo que nos irrite del otro, evitando la fea costumbre de los rumores. Serenamente, encuentra la alternativa de fijar en esta otra persona, la necesidad de estar en armonía para convivir sin problemas; por ti, por ella y por la tranquilidad que todos los seres humanos anhelamos.

Finalmente, no olvides que la hipocresía se alimenta de los chismes, así que ten cuidado de no estar mencionando esta situación a terceros. Si es posible, cada vez que tengas un problema, confróntalo con la persona directamente sin buscar intermediarios. Espero que te sean útiles estos consejos y que puedas decirle NO a la hipocresía.

Sonríe… Es un hermoso día para hacerlo :)

Archivado en: Cuidado Interior Escrito por: iuvenis
Comentarios desactivados en Dile NO a la Hipocresía.

Comments

© 2014 IUVENIS - Biosim S. A. de C. V.