Archivo de la categoría: Cuidado Interior

coda

La Mujer en el Espejo.

Cuando te miras al espejo… ¿A quien ves? A una mujer… ¿Segura? ¿Hermosa? O eres de las que de repente, prefiere evitar esa mirada interna, ignorando que somos el reflejo de muchas cosas que nos hacen únicas. Hoy, quiero invitarte a que mires a esa mujer en el espejo y cara a cara le respondas todas sus preguntas. Por ahora, yo hice este ejercicio con 3 interrogantes.

¿Me veo gorda?

Una de las primeras preguntas que nos hacemos cuando vemos nuestra imagen en el espejo, necesariamente se refiere al tema corporal. Aceptémoslo: por más que seamos vanidosas y queramos lucir lo mejor posible, la perfección es un concepto que deja a un lado lo humano y pasa a lo obsesivo. Entiendo que a veces quisiéramos ser más altas, o tener la cintura más finita, sin embargo, cada una de nosotras es bella desde su propia esencia y fisionomía, entonces… ¿vernos bellas es solo cuestión de físico o requiere un cambio de actitud? Piénsalo y a lo mejor puedas reconciliarte con tu cuerpo, amándolo, aceptándolo y sintiéndote segura.

¿Le gustaré a los demás?

La percepción es un campo subjetivo en el que muchos factores influyen. En primera instancia, el plano visual nos da una referencia de quienes somos o como nos expresamos hacia los demás, sin embargo, existen más condicionantes que pueden jugar a nuestro favor como una sonrisa sincera, una actitud amable y la proyección de nuestra personalidad. El ser simpáticas y seguras, son elementos muy atractivos en muchos niveles, por lo tanto, antes de pensar en si le gustas a los demás, pregúntate si te gustas a ti misma y empieza a conquistarte… Si lo haces, verás como aumentará tu magnetismo.

¿Soy buena en lo que hago?

A lo largo de la vida, nos enfrentamos a situaciones y contextos en los que debemos aprender para salir adelante. En todos los campos del desarrollo personal se vale equivocarnos como parte de la vida, no obstante, el ser lo suficientemente bueno en algo, requiere esfuerzos y constancia como valores primordiales del éxito. Recuerda que solamente fracasamos cuando nos damos por vencidas. Respecto al criterio social de lo que es bueno y lo que no lo es tanto, tal vez yo me permitiría replantear la pregunta por ¿Soy feliz en lo que hago?. Cuando eres feliz y pones el corazón, siempre será sinónimo de optimismo y esperanza, por lo cual, es probable que se logren grandes resultados. Si te fijas, seguimos hablando de actitudes… actitudes como reflejos de nuestra identidad.

Ser esa mujer que se refleja en el espejo, es entonces una búsqueda constante por entender aquellos talentos que nos diferencian del resto. Atrévete a mirar en tu interior, a contestar sus preguntas, a escucharte y entender que tienes muchas cosas bellas que ofrecer, inclusive más que aquellas que de repente se ven inalcanzables gracias al photoshop.

Feliz día

Que viva el amor…

Conmocionada por la ruptura de una de las parejas más icónicas de la cultura pop, quise escribir unas cuantas líneas para todas las románticas empedernidas que aún creemos en el amor y el valor de perdonar.

Seguramente, Marge Simpson es un ejemplo de mujer que entrega su corazón sin reservas, y aunque nos reafirmaba el sentido más puro de este sentimiento, los problemas la llevaron a tomar la decisión de culminar una etapa de 27 años al lado de Homero. Independientemente de que sean dibujos animados, realidad, ficción o un reflejo de la sociedad, lo cierto es que da un punto de partida a diferentes debates sobre el valor que damos a las relaciones y en si al compromiso.

Seamos claras en algo; el hecho de ser una romántica de antaño, no me impide tener una perspectiva moderna sobre el matrimonio, como la unión de dos personas que se aman en su momento, pero que bajo determinadas circunstancias, pueden llegar a transformar dichos sentimientos y verse totalmente distantes el uno del otro.

Si lo anterior es una realidad y nos permite reflexionar respecto al compromiso y las uniones… ¿Que está fallando en nuestra era, que nos lleva cada vez a establecer relaciones menos duraderas? Desde mi punto de vista, la modernidad nos ha llevado a ser más individualistas, dificultando en ocasiones, la capacidad de intermediar cuando no estamos acostumbradas a perdonar. Posiblemente, cuando vamos de una relación a otra, es porque no nos damos el tiempo necesario para conocernos y racionalizar las emociones… y si no nos conocemos a nosotras mismas: ¿Cómo podremos conocer a alguien más? Esta pregunta es vital, porque de ahí, nace todo.

Las uniones amorosas, podría decirse, son un campo en el que vamos construyendo a diario la relación que tenemos, por ende, es de vital importancia contar con bases sólidas, fundamentadas en el respeto, la confianza y la consideración… de no ser así, seguramente veremos que esta relación será disfuncional y tarde o temprano se derrumbará, como si se tratará de un edificio que se construyó sin antes haber evaluado la resistencia de sus pilares.

Amar es un acto de dos y refiere esfuerzos, compromiso y paciencia… También, pone en evidencia nuestros defectos y virtudes, por lo cual, el amor verdadero siempre encontrará las armas para luchar contra la adversidad… de igual forma, cuando el amor es legítimo, sabe entender las razones por las cuales el otro corazón decide decir adiós, lo importante, en todo caso, es aprender a aceptar las realidades del otro y asumir las propias, intentando día a día, ser una mejor versión de nosotras mismas.

Siento un poco de pena, porque amaba ver en pantalla a Homero y a Marge juntos, pero… Ahora solo puedo agregar que al igual que en la vida misma, el amor debe ser un motivo de celebración y de sufrimiento, porque cuando es así y ya no hay magia cuando miras a tu pareja a los ojos, es importante recuperarla, aunque sea, desde una perspectiva individual. La vida sigue y mientras sea así, nuestro corazón no dejará de latir.

¿Te comparto mi sonrisa?

cuidades-interior

 

 

¿Sabes? Hoy abrí la ventana de mi cuarto antes de salir como lo hago de costumbre, pero en esta ocasión, me tomé unos minutos para ver el panorama. Sentir el sol sobre mi piel, me dio una sensación de paz… de agradecimiento y plenitud. emma cuidado interior duo

Definitivamente detenerme por un instante y permitirme disfrutar de mis sentidos, marcó la diferencia en este día que comenzó con una enorme sensación de bienestar.

Compartir alegría, es un acto simple y a la vez complejo; el hecho de vivir en un mundo en el que ya no nos damos tiempo para disfrutar de los detalles, nos lleva por una ruta en la que simplemente lo importante es llegar. Pero: ¿Que pasa con el paisaje? ¿En que momento dejamos de apreciar la naturaleza, el cielo azul y el conectarnos con nuestro espíritu? Posiblemente, si vives en la ciudad como yo, este escenario ideal es cada vez más difuso, no obstante, te invito a que juntas redefinamos la forma en la que sentimos la vida.

Camina y respira…

No es casual que en la mayoría de las técnicas de meditación, muchos de sus ejercicios se centren en la respiración. Inhalar y exhalar, no solamente es un acto de supervivencia, sino también de reflexión y profundización. Si hacemos consciente este acto, en más espacios de nuestro día, sentiremos como podemos transformar la forma en la que percibimos nuestro cuerpo. El ritmo en el que lo hacemos… la evocación al silencio; la sensación de plenitud. Así mismo, cuando integramos este cambio de consciencia al acto de caminar, hacemos una combinación perfecta, inclusive, si preferimos correr para quemar un poco de calorías y generar endorfinas.

¡Calma, calma, que no panda el cúnico!

Entendamos algo: El estrés es una condición o circunstancia, más no una definición de quien eres. Toma el control de tus emociones y preocúpate por cambiar o resolver, aquello que esté en tus manos y lo que no, simplemente déjalo fluir. Asume tus procesos y permítele a los demás hacer su parte, llámense compañeros de oficina, amigos, pareja o hijos. Ante todo, eres responsable de conservar tu armonía, ya que si tu no eres la primera en cuidarte y amarte, es muy difícil que otra persona lo pueda hacer por ti.

El agradecimiento es la memoria del alma.

Todos los días, por más difíciles que se presenten, nos dan motivos para agradecerle a la vida todo lo que recibimos. Desde el momento que abrimos los ojos, ya estamos siendo bendecidos por la gracia de poder ver todos los colores, formas y maravillas que el mundo tiene para nosotros. Agudiza tus sentidos y reconocerás cuantas cosas bellas te rodean, sobretodo cuando estamos hablando de personas. Agradece el hecho de tener una familia que te ama, unos amigos que te aprecian y en si, la posibilidad de interactuar con gente que siempre te puede aportar algo en tu crecimiento personal, inclusive, cuando son de temperamento especial.


Comparte con alegría, hoy que el mundo se olvidó de compartir.

¿Hace cuanto no saludas al vecino y le preguntas como se siente? O que tal la señora del puesto de los jugos que tomas en la mañana, antes de ir a trabajar… ¿Sabes como se llama al menos? Cuando caminamos en esta ruta que se llama vida, solemos caer en el papel indiferente de quien mira sin realmente observar, dejando a un lado, condiciones extraordinarias de la humanidad. Saludar amablemente, preocuparse por las personas que están a tu alrededor o simplemente el ser agradecido y humilde con quienes te están prestando un buen servicio, son maneras en las que compartes tu nueva energía… tu nueva forma de sentir la vida e inspirar sonrisas.

Se que me puse un poco romántica con este escrito, pero sinceramente, el apreciar todos los colores de mi paisaje me conmovió… y por eso, quise compartirlo contigo. Espero que te haya gustado leerme en esta pequeña reflexión.

Lindo día.

¿Cómo pensar de manera empática?

El ser humano es un ser social que por naturaleza necesita interactuar con otros para subsistir. Esta condición, en la que a lo largo de la vida vamos estableciendo conexiones con otras personas como parte de la existencia misma, muestra cualidades y particularidades propias de cada individuo. Algunos son extrovertidos, otros tímidos, pero en esencia, todos tenemos una historia que contar. Hoy en nuestro blog IUVENIS, hablaremos sobre la empatía y te daremos algunos consejos para generar una mejor impresión en los demás.

Ser empática, implica escuchar antes de hablar.

¿Te has dado cuenta que en muchas conversaciones, las personas solo quieren ser escuchadas y se les dificulta oír al otro? Esta, es una realidad que desde la comunicación refiere inconsistencias, puesto que al no permitirte involucrarte en la conversación del otro, puedes proyectar una imagen indiferente. El ser empática, además de saber en qué momento hablar, también implica el desarrollo de tus habilidades de escucha. Te sorprendería saber todo lo que puedes lograr, cuando realmente te das la posibilidad de prestar atención al otro… muchas veces, el solo hecho de hacerlo, te permite dejar una huella en su corazón.

Crear conexiones

Si de repente te encuentras hablando con alguien que no conoces o que no has tenido la oportunidad de tratar a profundidad, intenta abordar temas generales que te lleven a particularidades en común. Como lo mencionábamos anteriormente, el hecho de escuchar antes de hablar, te permite anticipar situaciones y contextos, que puedes utilizar a tu favor para dirigirte asertivamente en una conversación. Conforme vaya avanzando la plática, puedes ir dirigiendo el diálogo hacia temas que te resulten interesantes, o enfatizar áreas que la otra persona haya tratado en su charla; además de mostrar interés y atención, te permitirá establecer mejores conexiones con tu interlocutor.

Se imparcial y muestra una perspectiva amplia de la vida

Como individuos, somos el resultado de múltiples creencias que hemos recibido desde nuestra crianza, lo cual nos da una identidad característica frente a los demás, sin embargo, no siempre podemos interactuar con personas que estén de acuerdo con nuestras perspectivas o definiciones de la vida. Cuando esto sucede y de repente nos enfrentamos a ideas contrarias, siempre podremos expresar nuestro punto de vista con respeto y serenidad. El hecho que otro no esté de acuerdo con tu opinión, no quiere decir que esté en tu contra, es por ello fundamental, ser imparcial y objetiva para poder escuchar sin necesidad de alterarte. Procura encontrar en cada persona que conozcas, una virtud de la cual puedas aprender… si lo practicas, verás que a pesar de las divergencias, siempre podrás sacar elementos en común.

Sonríe y muestra una cara amable como tu mejor accesorio

Una actitud optimista, propositiva y edificante, siempre va a generar un impacto positivo en tu vida y en la de quienes te rodean. Cuando te enfocas en encontrar los aspectos favorables de cada situación (por más difícil que esta sea), atraes a tu vida una energía transformadora que hace que todo sea posible. No temas mostrar tu encanto natural y sorpréndete al ver como este actúa como un imán en las personas. Sin temor a equivocaciones, este cambio de actitud te permitirá ser escuchada con mucha más atención que cuando te diriges a través de quejas o reclamos… por eso siempre trata de sonreír y disfrutar la vida.

La empatía es una gran cualidad que muchas personas desarrollan de manera natural, sin embargo, esto no implica que quienes sufren de timidez o son pesimistas, estén imposibilitados de integrar este concepto en sus relaciones interpersonales. Si este es tu caso, trata de seguir algunos de estos consejos y sentirás una gran diferencia en tu corazón.

Como siempre, espero que esta nota haya sido de tu agrado y te deseo un hermoso día.

TODAS SOMOS BELLAS

Comprendamos esto: Somos mujeres y esta hermosa condición nos hace vanidosas por naturaleza, por lo cual, es normal que siempre queramos proyectar nuestra mejor imagen.

La publicidad, la televisión y en si la sociedad de consumo, constantemente nos está bombardeando con estereotipos que nos llevan a tener una concepción irreal de lo bello y lo feo. En este contexto, el prototipo de belleza se convierte en una consigna inalcanzable para la gran mayoría que no podemos tener la figura de reloj de arena, con una cintura de 60 cms.

Estos referentes, incitan a muchas a caer en conductas auto destructivas como desórdenes alimenticios, baja autoestima e inclusive depresión, todo por no aceptarse tal y como son.

Mirando estas situaciones, he querido compartir contigo mi percepción de la belleza; una que se proyecta eternamente, más allá de la superficialidad de nuestros tiempos y que en ocasiones, hace tanto daño.

¿Que es la belleza?

La belleza como tal, es un concepto que se va transformando con los años de acuerdo a un contexto social, cultural y hasta religioso. Si te fijas, en el arte por ejemplo, las obras de los periodos clásicos, retrataban desnudos femeninos con voluminosas curvas, que comparadas con los anuncios de hoy, nos hablan de un cambio en la percepción de lo bello y lo que no lo es. Si analizamos lo anterior, entenderemos que ser bello (superficialmente hablando), no nos garantiza perpetuarnos en una imagen icónica, porque posiblemente, lo que hoy nos parece agradable, 20 años después ya no está de moda.

Por un criterio diferente de Belleza:

Si te digo que todas las mujeres, por diferentes que seamos entre si, somos bellas… ¿Que me contestarías al respecto? Definitivamente, entraríamos en un debate al rededor de la belleza y lo que esta significa. A nivel visual, definitivamente nos es más claro entrar en este juego de percepciones y catalogar aquellos criterios estéticos que hacen a alguien más o menos atractivo. Si llevamos este análisis a un nivel más profundo, en el que somos el reflejo de lo que llevamos dentro… ¿Donde queda la cara bonita? No se si te has fijado que en muchas ocasiones, vemos a un hombre muy guapo que nos llama la atención y cuando platicamos con él, de repente no encontramos un tema de conversación agradable y solo queremos huir ¿Te ha sucedido a ti también? Este es un claro ejemplo de como el “ser bello”, establece criterios externos e internos, donde cada una de nosotras, hace su construcción de quien es y como se proyecta ante los demás, por ello, en nosotras está reconocer esos talentos y virtudes que nos hacen especiales.

“La mujer más fea del mundo”: Un ejemplo de belleza que inspira.

Si alguien sabe lo que significa el peso de la sociedad sobre como lucimos, esa es Lizzie Velásquez, estadounidense de Texas, que tenía 17 años cuando saltó a la fama internacional en youtube como “La mujer más fea del mundo”. La crueldad de quienes la juzgaron sin atreverse primero a conocerla, incluía mensajes tan fuertes que directamente le sugerían el suicidio como unica solución “a su problema”.

El aspecto físico de Lizzie se debe a dos enfermedades raras que padece desde su nacimiento. Una de ellas, el síndrome de Marfan, es una afección de los tejidos conectivos y se caracteriza por un aumento inusual de la longitud de los miembros. Su segundo padecimiento es la lipodistrofia, que provoca una distribución anormal de la grasa corporal, por lo cual tiene una delgadez extrema sin importar cuanto coma.

Esta condición, ha hecho que Lizzie a lo largo de su vida, haya tenido que combatir las burlas de la gente, aprendiendo que ella es mucho más de los que otros pueden ver superficialmente. Con amabilidad, humildad y respeto, esta mujer ejemplar a superado el miedo, la baja autoestima y la sensación de rechazo que tanto daño le hizo en su adolescencia. Actualmente, cuenta con un canal de YouTube en el que da consejos a las personas, sobre como sentirse cómodos en su propia piel y tener confianza en ellos mismos.
Fuera de esto, su experiencia ha sido motivo de inspiración para muchos de los seguidores que la han escuchado en sus conferencias de superación personal, donde el mensaje que transmite a sus espectadores, es de aceptación, optimismo y esperanza, porque la verdadera belleza, es eterna, y no se ve con los ojos… se siente y vive en el corazón.

Espero que esta nota haya sido de tu agrado y que en esta breve reflexión sobre la belleza, hayas comprendido que está en ti el permitirte descubrir todo tu esplendor, más allá de la simple imagen que se proyecte en el espejo.

Te deseo un feliz día.

Actitud Positiva

¿Te ha pasado que de repente por más que lo intentas, el panorama se vislumbra oscuro? Muchas veces, cuando nos entregamos a la negatividad, nos es más fácil hallarle lo malo a las cosas que encontrar un lado amable. Al respecto, existen diversas alternativas que puedes empezar a implementar para reconectarte con el optimismo, las sonrisas espontáneas y por qué no decirlo; una versión más armoniosa de ti misma.

Todo tiene una razón de ser

Así es: Suele suceder, que existen situaciones injustas, ante las cuales existen miles de posibilidades frente a como las asumimos. Perder un empleo, por ejemplo, puede ser el inicio de un exitoso negocio personal o una crisis emocional, la oportunidad perfecta para intentar retomar algún sueño del pasado. Los procesos de la vida, aunque no lo comprendamos en algunas ocasiones, tienen una finalidad: Generar lecciones de aprendizaje. Posiblemente, esto que estoy mencionando solo cubra una mínima parte de lo que refiere una perspectiva al rededor de la adversidad Vs el positivismo, no obstante, hasta de los peores sucesos se puede aprender algo. Si nos damos la oportunidad de mirar la situación, sin juzgarla solamente por las dificultades superficiales, encontraremos muchas posibilidades para generar cambios positivos. El simple hecho de sonreír, ya moviliza una energía más amigable con la que puedes enfrentar todas las batallas que te sea posible liderar, tratando de ser paciente y humilde de corazón. Poco a poco, verás como se va aclarando el panorama cuando también aclaras tu mente y tu corazón.

La negatividad es práctica… y mediocre.

Es muy fácil derrumbar, criticar y hasta menospreciar desde el lente del pesimismo. Construir, aportar y agradecer, es una labor que involucra un mayor crecimiento de las personas, es por ello que en general, la gente se deja influenciar por las percepciones negativas, ignorando que lo bueno es más. Se que puedes pensar que en este punto, puedo estar exagerando sobre los efectos de la negatividad en las personas o procesos de toda índole, pero te invito a que hagas junto a mi esta reflexión. ¿Que pasaría si el tiempo que invertimos en criticar o quejarnos, lo utilizáramos en construir y aportar? No siempre tenemos la disposición de ponernos en los zapatos del otro y eso ocasiona que algunas personas no sean tolerantes o a todo le encuentren lo malo. Es comúnmente conocido el dicho del vaso medio lleno o medio vacío, y no existe un ejemplo más claro de lo que estamos hablando. El optimismo, no debe confundirse con el conformismo; son dos cuestiones totalmente distintas y por el contrario, quien es positivo y ve por ejemplo, el vaso medio lleno, está en la sincronía de hallar las opciones a su alcance para llenarlo completamente. El ser imparciales y tratar de sacar provecho a todo lo extraordinario que nos rodea, hace la diferencia entre los ganadores y los que simplemente esperan la oportunidad perfecta para brillar.

Ser positivo es ser magnético.

Cuando te dejas llevar por la negatividad, generas campos negativos que impiden que lo mejor de ti sea perceptible a los demás, por ende es muy probable que algunas personas puedan alejarse sin que te des cuenta de por qué lo hacen. La simpatía es un sentimiento agradable, que abre canales de comunicación y genera interés en lo que puedes aportar en diferentes procesos. Permítete encontrar aquellos aspectos positivos en cada persona o situación y te sorprenderá todo lo que puedes lograr. No te digo con esto que en el mundo no haya cosas molestas; las hay y son muchas, pero si solo nos concentramos en evidenciar lo que está mal, sin reconocer lo que va bien o es grato de admirarse, empezamos a hacernos pesados para las demás personas y eso te puede llegar a bloquear a nivel emocional. Intenta siempre sumar, sonreír (y se que insisto mucho en la sonrisa, pero de verdad es súper importante) y dejar una huella en cada persona que conoces. Ese es el inicio de un cambio de actitud que te aporta muchísimo en tu camino espiritual, personal y social.

Y antes de despedirnos, hagamos el siguiente ejercicio.

Piensa en todo aquello que te molesta… Ahora, piensa en todo aquello que te agrada. Si ya pensaste en lo que no te gusta, analiza que es realmente importante en tu vida y lo que no lo es. Si ya lograste identificar esas áreas que si son importantes en tu vida y están mal, imagina como podrías hacer que te gusten o se vuelvan a tu favor. Seguramente empezar a generar estas movilizaciones y reflexiones pueda llevarte a descubrir que muchas cosas no son importantes y les das demasiado valor. Lo importante de esta pequeña reflexión es que interiorices sobre cuanto tiempo inviertes en quejarte y cuanto en transformar o edificar. Piénsalo… y verás que tienes unas buenas respuestas en ello.

Finalmente te dejo una frase que alguna vez leí y me encantó. Dice: “No he fracasado. He encontrado 10000 soluciones que no funcionan”.
Thomas Alva Edison

Feliz día.

¿Será que me atrevo?

cuidades-interior

 

 

Que habría pasado si… emma cuidado interior duo

En algún momento de nuestras vidas, todos nos hemos visto en la necesidad de tomar decisiones radicales; mirar atrás, parece que no es una opción en el camino, sin embargo, el riesgo a enfrentar lo desconocido en ocasiones nos supera y terminamos aceptando realidades a medias por temor a crecer. ¿Te has preguntado alguna vez, que habría pasado si hubieses hecho algo frente a determinado tema? Pues bien: Hoy hablaremos sobre la capacidad de confrontarnos en nuevos retos.

Cambiar es sinónimo de evolución:

Es irónico como en nuestra vida, constantemente estamos esperando obtener resultados diferentes en determinadas áreas, cuando consecutivamente seguimos haciendo las cosas de la misma manera, cometiendo los mismos errores y repitiendo los mismos guiones. Para lograr evolucionar, crecer y avanzar, también es necesario adaptarnos a este mundo en movimiento; la actividad promueve un flujo de energía en el que estemos alerta… siempre dispuestos a aprender y seguir adelante. Se que es fácil decirlo, pero si lo piensas detenidamente, estamos poniendo a prueba nuestra capacidad de ser valientes, de reflexionar y al mismo tiempo ser humildes. Todos los retos que vives puedes superarlos, de otra manera, no estarías en este plano material. No te rindas sin haberlo intentado por todos los ángulos posibles; la constancia y la capacidad de adaptarnos son claves fundamentales del éxito.

Bla, bla, bla:

Hablar por hablar, sin encaminarlo a acciones concretas es como divagar en el vacío. Anhelar, pedir y esperar que el milagro divino se manifieste, no debe ser tu único plan de ataque a la hora de enfrentar tu vida. No solo tienes el derecho, sino también el deber de luchar por ser quien quieres ser; por alcanzar tus objetivos, grandes o pequeños, a corto o largo plazo… solo dependerá de ti y de esa capacidad transformadora que todos los seres humanos tenemos en nuestro corazón. Por eso, antes de quejarte, mejor fíjate en todo el trabajo que hay por hacer y verás que no tendrás tiempo para ver el vaso medio vacío… si has pasado por esta situación, te recomiendo empezar a planificar un proyecto de vida, en el que te permitas trazar claramente hasta donde quieres llegar.

Yo soy el comienzo o el final… en todo caso, la vida continúa.

Si antes de tomar una decisión, el temor te arrincona contra la pared, hazlo a un lado; ese, será el indicador perfecto para saber que es momento de tomar el riesgo. No se si te has fijado, pero la suerte en si no existe, porque de ser así, solo es el resultado de una consecución de actos conscientes. Quien tiene un mejor trabajo, una familia más unida o un estilo de vida más saludable, es porque ha trabajado duro en construirlo. En ese orden de ideas, tomar las riendas de tu propia vida, es responsabilizarte de tus aciertos y tus caídas; de tus fortunas y desdichas, entendiendo que todas estas experiencias hacen parte de las lecciones que debes vivir.

Finalmente, quiero transmitirte este sentimiento de poder y superación, en el que tus alas son tan amplias como tu mente las requiera para volar. Los sueños no son solo ilusiones; también, son tareas que te implican retos, decisiones y fuerza… la fuerza de decir: Esta vez lo hice, y supe que se sentía caer, levantarme y seguir creciendo.

Que tengas un hermoso día.

Superando la Depresión

cuidades-interior

 

 

Una habitación obscura, aislada de todos… Afuera se escuchan baladas románticas, mientras ella sigue sin salir. Pasan 2… 3 o no se cuantas horas más, mientras todos nos preguntamos que sucede. De repente la vemos, con una actitud indiferente. Hablamos un poco, sonríe evasivamente y vuelve a encerrarse, dice ella, para “dormir un poco más”. emma cuidado interior duo

El plano de las emociones es íntimo y privado, por ello cuando hablamos de la tristeza es muy difícil aceptar este sentimiento ante alguien más, no obstante, es un paso importantísimo para recuperar la estabilidad. Algunas señales de alerta que pueden indicarte si estás pasando por una depresión, son las siguientes:

Trastornos de sueño: Duermes muy poco o por el contrario, duermes la mayor cantidad de tiempo posible, tratando de evadir inconscientemente la realidad.
Baja autoestima: Pensamientos y sentimientos de culpa, poca estima o nivel muy bajo de respeto por ti misma. En ocasiones, llegan a presentarse pensamientos de auto-destrucción.
Aislamiento: Pasas la mayor parte del día sola y te aíslas de las demás personas, prefiriendo estar en tu cuarto que interactuando como lo haces normalmente.
Hipersensibilidad: Sensibilidad extrema a los estímulos externos, expresada en irritabilidad o incapacidad de aceptar críticas de manera positiva.

Si te has identificado con alguno de estos puntos y quieres poner un alto, es importante buscar ayuda en alguien de tu confianza. Puede ser un amigo, un familiar o inclusive, un profesional de la salud mental que pueda apoyarte con estrategias concretas para tu depresión. Cabe anotar, que no todas las depresiones son iguales, ya que algunas pueden responder a condiciones clínicas que deben tratarse químicamente, por lo cual, siempre es importante contar con el tratamiento adecuado.

No soy una víctima y voy a vencer:

Los sentimientos de culpa y auto-compasión, suelen ser algunos efectos residuales de la depresión. Por mucho tiempo, algunas personas que se sienten deprimidas, llegan a sentirse cómodas representando un papel de víctima y recibiendo un tipo de atención que fortalece este tipo de comportamiento. Para superar la depresión y sentirte mejor contigo, es vital que te encargues de todo aquello que afecta tu vida, activando las soluciones pertinentes sin esperar que alguien más lo haga por ti. Este cambio de actitud, te generará sentimientos de superación, orgullo y satisfacción personal.

Evita las atmósferas depresivas:

La depresión se alimenta de espacios y momentos. Actos como apagar todas las luces, poner música de desamor o quedarse en la cama todo el día, contribuyen a fomentar la tristeza. Trata de romper con estos hábitos o atmósferas y ponte en actividad… Sal a tomar el aire libre, camina al rededor de un parque o ve al cine: tener tu mente dispersa, te permitirá reencontrarte con sentimientos más amenos. Un truquito muy conocido para sentirte mejor, es tomar el sol 5 minutos… instantáneamente el astro rey, te abriga con su energía y te brinda una sensación de calidez y armonía.

Sal de tu cuarto y ponte en movimiento:

La actividad física como caminar o hacer ejercicio, te permite aumentar tu producción de endorfinas, que son unas pequeñas proteínas que actúan como neurotransmisores de placer, que te aportan una sensación de felicidad. Además de las razones químicas, verte bien te permitirá establecer nuevas conexiones emocionales contigo al sentirte más a gusto con tu aspecto. Inténtalo; Hay muchas formas divertidas para estar en modo ON.

Empieza a buscar alternativas para estar mejor:

Como lo mencionábamos anteriormente, la depresión es diferente en cada caso, sin embargo, depende de cada persona el iniciar un cambio de perspectiva. Existen motivos como la pérdida de un ser querido, que requieren la asistencia de un profesional, no obstante, si deseas ir sobrellevando un proceso de manera individual, puedes empezar a integrar herramientas de superación personal para identificar aquellos aspectos de tu vida que puedes cambiar y aquellos que simplemente debes conciliar. En este proceso (y te lo digo por experiencia propia), es muy conveniente contar con el apoyo de alguien de tu entera confianza, que te ayude a constatar los avances que estés alcanzando sobre determinada área que te esté llevando a la tristeza. Opciones como la meditación, el yoga, el arte o la música, pueden ser una ventana de escape. Intenta hallar la opción que más se ajuste a tu personalidad… siempre será positivo aprender algo nuevo.

De corazón, espero que esta nota haya sido de tu interés y puedas aplicar las recomendaciones que mejor se ajusten a tu caso. Como siempre, te deseo un hermoso día.

Amarte a ti.

cuidades-interior

 

 

Enamorarte de ti misma: una realidad posible. emma cuidado interior duo

Si pones a un grupo de personas a que hagan un listado en el que escriban sus cualidades y sus defectos… ¿Cual lado crees que tendrá más adjetivos? Así es; en nuestra sociedad, reiteradamente estamos expuestos a estímulos negativos. Desde la infancia, los sobrenombres que dejan huellas en algunas personas, el señalamiento cuando cometes errores o el simple acto de entrar al metro en una hora pico, te enfrentan a condiciones en las que el mundo no a aprendido a vivir en armonía. Sería muy interesante, que cada vez que recibimos un insulto o un reforzamiento negativo, reconociéramos que realmente viene de alguien que en su interior está proyectando ese tipo de circunstancias que no dependen de nosotros mismos. En ese orden de ideas, el acto de amarnos a nosotros mismos, es una labor constante que nos llevará toda la vida. Habrá momentos plenos… otros no tan amables, pero lo importante es intentar estar en armonía. Desde mi experiencia personal, te dejo algunos puntos que me han servido para sentirme en paz con mi interior.

1. Aceptar mis errores como parte de la solución:
Cuando logras aceptar con amor, humildad y sencillez aquellas acciones que no estuvieron bien de tu parte, generas un cambio de actitud que activa un nuevo flujo de energía. Tomar los errores como una oportunidad de mejorar, es un excelente comienzo para amarte y respetarte, porque lejos de dejar que la culpa gane más terrenos, vas generando acciones de cambio que se reflejarán en una vida más positiva.

2. La responsabilidad de ser feliz está en mi, no en otro:
Particularmente, cuando tratamos el tema de la felicidad, es inevitable abordar el área de las relaciones de pareja. Hablar de como llevamos una vida en común con alguien, implica sentimientos, acuerdos y ceder en ciertas posiciones, lo importante en este punto es entender que lejos de responsabilizar a alguien de nuestra infelicidad, debemos comprender que nosotros mismos somos quienes libremente decidimos a quien amar. Si amar a alguien implica ser infeliz, es buen tiempo para reflexionar que tanto nos amamos a nosotros mismos como para seguir en esa relación… piénsalo: siempre se está a tiempo. En cuanto a las relaciones interpersonales con compañeros de trabajo, amigos, familiares o conocidos, aquellas situaciones en las que nos sentimos mal, es importante atenderlas directamente con quienes son parte del conflicto, Hablar directa y oportunamente, es una alternativa ideal antes que los problemas se agranden. De igual manera, si reconocemos en aquella persona una influencia negativa, tóxica y que aporta poco, debes resguardar a tu ser de todo ese daño, entendiendo que eres responsable si te dejas afectar por algo que no viene de ti.

3. Construye una nueva relación contigo misma:
Es increíble todo lo que puedes lograr cuando te tomas un tiempo para verte completamente. En este momento íntimo y especial, trata de reconocer cada una de las cosas que te identifican como ser humano; que te gusta, que te desagrada, cuales son tus talentos… tus defectos… En lo posible, intenta hacer este auto análisis desde una perspectiva imparcial, en la que aspectos positivos y negativos, te ayuden a identificar mejor aquellos aspectos en los que puedes trabajar para sentirte a gusto contigo misma. La autoestima, no es algo más que la labor de cuidar de ti, escucharte y reconocer aquellas cosas que estás haciendo bien. La autoestima, también debe escuchar a la autocrítica, no obstante, no se puede convertir en su aliada para destruir. En todo proceso, la clave es aportar y si tus pensamientos son destructivos y no te aportan, es hora de cambiarlos.

Espero que esta nota haya sido de tu agrado y que hoy hayas encontrado la excusa perfecta para amarte más. Te deseo un hermoso día.

Dile NO a la Hipocresía.

cuidades-interior

 

 

Es normal que el ambiente de trabajo, la escuela o la vida cotidiana en general, este llena de personas que te muestran una sonrisa que en realidad esconde sentimientos como celos, inseguridad, baja autoestima entre otros conflictos internos, que suelen mover a esta gente a hablar mal de alguien. Si has sido víctima de estas situaciones y ya estás harta, te invito a que pongas un alto a la hipocresía, teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones. emma cuidado interior duo

Pase lo que pase, deja que primero se apacigüen las emociones:

Cuando estás enojada y alterada, no tienes un control consciente de tus emociones y puedes cometer imprudencias de las cuales te arrepentirás más adelante . Para enfrentar a una persona hipócrita, debes calcular muy bien el uso de tus palabras, porque siempre, ellas buscarán la manera de manipular la situación a su favor (recuerda que son maestras en el arte del disfraz). Serénate, respira y encuentra tu equilibrio antes de confrontar la situación.

Piensa muy bien lo que vas a decir, antes de decirlo:

Ser impecable con tu vocabulario, así como la manera en la que expresas tus emociones, muestra claramente quien eres como ser humano. Bajo este criterio, es conveniente pensar muy bien la forma como te dirigirás hacia esta persona, poniendo por delante el respeto y la comprensión. Para lograr comunicarte de una manera asertiva, te sugiero que repases los puntos más importantes que vas a debatir con esta persona, estudiando fríamente cuales podrían ser sus respuestas y anticipándote a como reaccionarías frente a esos comentarios. Evita el lenguaje ofensivo o repasar innecesariamente acontecimientos que no ayuden a resolver la situación.

Escúchale con serenidad y calma:

Cuando el hipócrita se ve confrontado, trata de manipular la situación a su conveniencia, responsabilizándote a ti o a los demás de su actitud. No permitas que te envuelva en su red. Asume la parte en la que puedas tener responsabilidad, más no permitas que te culpe de todo si eres inocente.
Abrir tu perspectiva hacia una actitud de conciliación, te permitirá escuchar lo que esta persona tiene para decirte… Posiblemente llegues a comprender su punto de vista, posiblemente no, pero ante todo, compórtate como la dama que eres; prudente, serena y con muy buena educación.

Lleguen a acuerdos de paz:

Como bien sabemos, es inevitable convivir con estas personas. En caso que después de conversar se hayan logrado superar las dificultades, en hora buena… si por el contrario, no hubo un punto de entendimiento, lo mejor es hacer un pacto de no agresión, en el que se comprometan a no agrandar la situación a través de rumores con otros compañeros o conocidos. Para ello, fija claramente la condición de hablar frente a frente cada vez que haya algo que nos irrite del otro, evitando la fea costumbre de los rumores. Serenamente, encuentra la alternativa de fijar en esta otra persona, la necesidad de estar en armonía para convivir sin problemas; por ti, por ella y por la tranquilidad que todos los seres humanos anhelamos.

Finalmente, no olvides que la hipocresía se alimenta de los chismes, así que ten cuidado de no estar mencionando esta situación a terceros. Si es posible, cada vez que tengas un problema, confróntalo con la persona directamente sin buscar intermediarios. Espero que te sean útiles estos consejos y que puedas decirle NO a la hipocresía.

Sonríe… Es un hermoso día para hacerlo :)