Actitud Positiva

¿Te ha pasado que de repente por más que lo intentas, el panorama se vislumbra oscuro? Muchas veces, cuando nos entregamos a la negatividad, nos es más fácil hallarle lo malo a las cosas que encontrar un lado amable. Al respecto, existen diversas alternativas que puedes empezar a implementar para reconectarte con el optimismo, las sonrisas espontáneas y por qué no decirlo; una versión más armoniosa de ti misma.

Todo tiene una razón de ser

Así es: Suele suceder, que existen situaciones injustas, ante las cuales existen miles de posibilidades frente a como las asumimos. Perder un empleo, por ejemplo, puede ser el inicio de un exitoso negocio personal o una crisis emocional, la oportunidad perfecta para intentar retomar algún sueño del pasado. Los procesos de la vida, aunque no lo comprendamos en algunas ocasiones, tienen una finalidad: Generar lecciones de aprendizaje. Posiblemente, esto que estoy mencionando solo cubra una mínima parte de lo que refiere una perspectiva al rededor de la adversidad Vs el positivismo, no obstante, hasta de los peores sucesos se puede aprender algo. Si nos damos la oportunidad de mirar la situación, sin juzgarla solamente por las dificultades superficiales, encontraremos muchas posibilidades para generar cambios positivos. El simple hecho de sonreír, ya moviliza una energía más amigable con la que puedes enfrentar todas las batallas que te sea posible liderar, tratando de ser paciente y humilde de corazón. Poco a poco, verás como se va aclarando el panorama cuando también aclaras tu mente y tu corazón.

La negatividad es práctica… y mediocre.

Es muy fácil derrumbar, criticar y hasta menospreciar desde el lente del pesimismo. Construir, aportar y agradecer, es una labor que involucra un mayor crecimiento de las personas, es por ello que en general, la gente se deja influenciar por las percepciones negativas, ignorando que lo bueno es más. Se que puedes pensar que en este punto, puedo estar exagerando sobre los efectos de la negatividad en las personas o procesos de toda índole, pero te invito a que hagas junto a mi esta reflexión. ¿Que pasaría si el tiempo que invertimos en criticar o quejarnos, lo utilizáramos en construir y aportar? No siempre tenemos la disposición de ponernos en los zapatos del otro y eso ocasiona que algunas personas no sean tolerantes o a todo le encuentren lo malo. Es comúnmente conocido el dicho del vaso medio lleno o medio vacío, y no existe un ejemplo más claro de lo que estamos hablando. El optimismo, no debe confundirse con el conformismo; son dos cuestiones totalmente distintas y por el contrario, quien es positivo y ve por ejemplo, el vaso medio lleno, está en la sincronía de hallar las opciones a su alcance para llenarlo completamente. El ser imparciales y tratar de sacar provecho a todo lo extraordinario que nos rodea, hace la diferencia entre los ganadores y los que simplemente esperan la oportunidad perfecta para brillar.

Ser positivo es ser magnético.

Cuando te dejas llevar por la negatividad, generas campos negativos que impiden que lo mejor de ti sea perceptible a los demás, por ende es muy probable que algunas personas puedan alejarse sin que te des cuenta de por qué lo hacen. La simpatía es un sentimiento agradable, que abre canales de comunicación y genera interés en lo que puedes aportar en diferentes procesos. Permítete encontrar aquellos aspectos positivos en cada persona o situación y te sorprenderá todo lo que puedes lograr. No te digo con esto que en el mundo no haya cosas molestas; las hay y son muchas, pero si solo nos concentramos en evidenciar lo que está mal, sin reconocer lo que va bien o es grato de admirarse, empezamos a hacernos pesados para las demás personas y eso te puede llegar a bloquear a nivel emocional. Intenta siempre sumar, sonreír (y se que insisto mucho en la sonrisa, pero de verdad es súper importante) y dejar una huella en cada persona que conoces. Ese es el inicio de un cambio de actitud que te aporta muchísimo en tu camino espiritual, personal y social.

Y antes de despedirnos, hagamos el siguiente ejercicio.

Piensa en todo aquello que te molesta… Ahora, piensa en todo aquello que te agrada. Si ya pensaste en lo que no te gusta, analiza que es realmente importante en tu vida y lo que no lo es. Si ya lograste identificar esas áreas que si son importantes en tu vida y están mal, imagina como podrías hacer que te gusten o se vuelvan a tu favor. Seguramente empezar a generar estas movilizaciones y reflexiones pueda llevarte a descubrir que muchas cosas no son importantes y les das demasiado valor. Lo importante de esta pequeña reflexión es que interiorices sobre cuanto tiempo inviertes en quejarte y cuanto en transformar o edificar. Piénsalo… y verás que tienes unas buenas respuestas en ello.

Finalmente te dejo una frase que alguna vez leí y me encantó. Dice: “No he fracasado. He encontrado 10000 soluciones que no funcionan”.
Thomas Alva Edison

Feliz día.

Archivado en: Cuidado Interior Escrito por: iuvenis
Comentarios desactivados en Actitud Positiva

Comments

© 2014 IUVENIS - Biosim S. A. de C. V.